T. 93 836 43 80  Av/ Diagonal, 384 Barcelona

Qué hacer después de una exfoliación facial

qué hacer después de una exfoliación facial

La exfoliación es una excelente técnica para limpiar de forma profunda la piel, eliminar impurezas, activar la circulación sanguínea y regenerar el tejido. Después de esta terapia la piel se encuentra mucho más vulnerable a factores externos, por esta razón resulta muy importante cuidarla correctamente para evitar efectos adversos. ¿Qué hacer después de una exfoliación facial? ¡Estás a punto de descubrirlo!

En Inout somos expertos en el cuidado de la piel, por esta razón te explicamos todo lo que necesitas saber sobre cómo cuidar tu piel después de una exfoliación.

¿Por qué es importante exfoliar nuestra piel?

La epidermis está compuesta por pequeños poros que dan salida al vello corporal y a las secreciones de las glándulas sebáceas, pero además, cumplen la importante función de permitir la correcta transpiración de la piel.

El tejido del rostro tiene contacto con la contaminación, el maquillaje y demás cosméticos. Dichos residuos se acumulan dentro de los poros con el sebo y las células muertas de la piel, causando el taponamiento de los orificios. Esta obstrucción trae como resultado la formación de comedones típicos del acné, irritación de la epidermis e inflamación de la piel.

Cuando realizamos una exfoliación facial conseguimos remover todas las impurezas concentradas dentro de los poros para combatir su taponamiento y facilitar la correcta oxigenación del tejido. Además, se regula la secreción de sebo por parte de las glándulas sebáceas para combatir el exceso de grasa en el rostro, espinillas, enrojecimientos e inflamación.

La exfoliación facial es una limpieza profunda que permite remover capas superficiales de la piel para estimular la regeneración celular, activar la circulación sanguínea, hidratar el tejido y producir nuevas fibras de colágeno y elastina.

Todos estos procesos se traducen en un sinfín de beneficios para el rostro como poros más cerrados, piel más saludable, tejido más tenso y firme, mejora en la apariencia de manchas y en condiciones dermatológicos como el acné y los enrojecimientos faciales.

La exfoliación es sin duda una técnica que debemos practicar una vez a la semana para conservar un tejido más saludable y evitar que la exposición a factores dañinos maltraten la epidermis y traiga como consecuencia la aparición de signos del envejecimiento, tales como arrugas y líneas de expresión.

Qué hacer después de una exfoliación facial: los imprescindibles

Como mencionamos anteriormente, cuando exfoliamos el rostro conseguimos eliminar las células muertas concentradas en la piel con el objetivo de estimular la formación de un nuevo tejido. Como se trata de una técnica de limpieza profunda, luego de su realización la piel se encuentra un tanto irritada y vulnerable, razón por la cual resulta muy importante protegerla para evitar efectos adversos como las manchas solares.

A continuación te detallamos qué hacer después de una exfoliación facial:

Aplica una buena crema hidratante

Después de una exfoliación la piel se encuentra tan limpia que los poros están en su mejor condición para absorber al máximo los nutrientes que se aplican en el tejido y, por lo tanto, se obtienen mejores resultados.

Entre los cuidados que más debes tener en cuenta después de una exfoliación es la aplicación de cremas emolientes e hidratantes que ayuden a reparar el tejido y a combatir problemas comunes como las dermatitis.

Lo ideal sería aplicar cosméticos que contengan como ingrediente activo vitamina C, vitamina E y ácido hialurónico, sustancias capaces de revitalizar la piel de forma profunda gracias a su efecto antioxidante. Te recomendamos que consultes con tu especialista en medicina estética cuál es la mejor hidratante que puedes ofrecerle a tu rostro después de una exfoliación facial.

NO apliques productos fuertes sobre la piel

Seguramente tienes en casa una variedad de cosméticos que ofrecen eliminar las arrugas, rejuvenecer tu piel mientras duermes y cerrar los poros en 24 horas. Sin embargo, después de una exfoliación debes estar más pendiente que nunca de los productos que aplicas en tu rostro y sus ingredientes.

Muchos tónicos, emolientes y cremas, sobre todo antiarrugas, contienen sustancias irritantes y abrasivas que pueden afectar considerablemente la piel después de una exfoliación, causando alergias, manchas y reacciones adversas. Evitar productos que contengan ácidos y alcohol es indispensable para el bienestar de tu piel.

Tampoco es recomendable someterse a tratamientos estéticos como los peelings. Ante cualquier duda, lo mejor es contactar a tu especialista de confianza.

Usa protector solar facial de al menos 30 SPF

La exfoliación facial, si bien remueve únicamente las capas superficiales de la piel, deja el tejido vulnerable y sensible ante la acción de agentes nocivos como los rayos solares.

Para cuidar tu piel y mantenerla libre de manchas e irritaciones es vital aplicar un protector solar de SPF superior a 30 al menos dos veces al día, incluso cuando el cielo se encuentre nublado y no haya salido el sol.

No tomes el sol durante unos días

Los rayos solares son uno de los factores más dañinos para la piel, aceleran el envejecimiento, marchitan el tejido y causan manchas y sequedad extrema.

Incluso utilizando protector, es importante que evites tomar sol durante la semana siguiente a una exfoliación facial. Por lo tanto, evita asistir a a la playa o piscina y cuando estés la aire libre haz uso de accesorios protectores como gafas y sombreros.

Ahora que ya sabes qué hacer después de una exfoliación facial, no hay excusas para no darle a tu rostro el cuidado que merece tras este tratamiento.

Exfoliación facial profesional 

Aunque en el mercado existen gran diversidad de productos exfoliantes, los resultados que se obtienen con una exfoliación profesional no son comparables a los de una aplicación casera.

Cuando este tratamiento es realizado por un profesional el efecto es mucho mayor, la piel se limpia a profundidad y conseguimos eliminar las impurezas y cerrar los poros efectivamente, obteniendo un efecto de renovación de la dermis muy notable.

Además, estos tratamientos son ideales para disminuir la presencia de manchas y marcas en el rostro, por ello son uy recomendables si padeces de estas condiciones.

¿Quieres probar la experiencia de una exfoliación profesional? En nuestro centro estético en Barcelona estaremos encantados de recibirte, ¡visítanos!